Close MenuOpen Menu
Ocio

Mejores preguntas para jugar al Yo Nunca

¿Has oído hablar del Yo Nunca?, ¿Lo has jugado alguna vez junto a tus amigos? El Yo Nunca parece ser una tradición que surge en los Estados Unidos, y mucha gente lo conoce debido a que se juega en muchas series y películas de Hollywood.

Hoy en día esa tradición norteamericana ha llegado a todo el mundo, y son sobre todo los jóvenes quienes se divierten con este juego relacionado con el beber alcohol. En este artículo te diremos cómo se juega y cuáles son las más efectivas y divertidas preguntas para realizar.

Qué es y cómo se juega al Yo Nunca

El Yo Nunca es un juego que surgió en los Estados Unidos con ese mismo nombre, que en inglés se conoce como I have never ever.

Se trata de un juego que se suele llevar a cabo mientras se bebe alcohol, y la idea es jugarlo con personas conocidas, familiares o amigos para que mediante las distintas preguntas estos revelen distintos secretos de su vida de una forma divertida y agradable.

No es estrictamente necesario que haya alcohol de por medio para disfrutar de este tipo de juego, pero se ha hecho muy popular la versión en la que los jugadores se sirven un vaso de cualquier tipo de bebida, y el que gana queda con el vaso lleno, mientras que el que pierde debe beber.

Si este es el tipo de juego que quieres jugar, deben quedar claras dos cosas, que todos los participantes sean mayores, y que nadie tenga que conducir de vuelta a su casa después del juego.

El primer participante debe lanzar la premisa “Yo Nunca, Nunca” y completar la frase con cualquiera tipo de acción que jamás haya llevado a cabo (o que al menos, diga que no lo ha hecho).

yo nunca amigos jugando

En el caso de que existan personas que cumplen con esa consigna, deben beber un trago de la bebida alcohólica que tienen servida en sus vasos, pero si ninguno de los participantes cumple con esa premisa, es la persona que la pensó quien tiene que beber.

Una vez pasada la primera ronda será otro de los participantes el que vuelva a elaborar la consigna “Yo Nunca Nunca”, para que los participantes sigan divirtiéndose, y para que el juego tenga más sentido es importante no mentir.

Debemos hacernos cargo de todo lo que hayamos hecho, y en el caso de que nos toque, beber sin rechistar.

Muchas personas quieren divertirse pero no les gusta el alcohol, o simplemente no quieren emborracharse, es por eso que el juego tiene distintas variantes que pueden ser divertidas.

Una de ellas en Estados Unidos se llama Ten Fingers (10 dedos), y tiene que ver con que cada jugador cuenta con 10 oportunidades diferentes. Otra variante interesante es reemplazar el consumo de alcohol con el de cualquier otra cosa que guste mucho y sea la debilidad de los participantes, como puede ser el chocolate, o cualquier otro alimento del agrado de todos.

Preguntas incómodas: el ideal para el Yo Nunca con alcohol

Si te encuentras con amigos en una velada en la que todos están disfrutando de cervezas, vinos o cualquier otra bebida espirituosa, las preguntas “picantes” pueden ser la forma de hacer del Yo Nunca uno de los juegos más divertidos a los que puedes jugar.

Si quieres comenzar el juego de la mejor manera puedes utilizar la premisa “Yo nunca he fantaseado con un amigo o una amiga”, siendo esta una pregunta bien fuerte de entrada para que todos se diviertan, e incluso se llegue a encender el deseo entre amigos que no se habían visto de otra manera hasta ese momento.

Yo nunca he tenido sexo con más de una persona a la vez” es otra de las grandes preguntas. No solamente se obtienen respuestas divertidas, sino que además estas te ayudan a conocer mejor a aquellas personas de las que creías saber todo.

“Yo nunca he compartido la cama con un amigo”. A veces pensamos que sabemos todo de nuestros amigos y esta simple pregunta puede traernos una sorpresa, así que quien levante la copa y bebe tendrá una historia para contar que todos disfrutarán.

“Yo nunca he fantaseado con personas de mi mismo sexo” suele ser una pregunta bastante incómoda, pero al mismo tiempo divertida.

Preguntas divertidas

Dejando de lado el sexo y la atracción, podemos realizar preguntas divertidas de distintas formas que seguro traen respuestas inesperadas.

“Yo nunca he pasado más de dos días sin ducharme”, refleja la importancia que cada uno de nuestros amigos le da a la higiene. Más de uno beberá y posiblemente alguno de ellos no se lo pueda creer.

“Nunca he googleado mi nombre para ver si aparezco”. Quien no levante la copa y beba frente a esta consigna seguramente estará mintiendo, ya que todos lo habremos hecho al menos una vez.

“Yo nunca he stalkeado en Facebook o Instagram a una ex pareja”. De esta pregunta puedes recibir distintos tipos de respuestas, pero seguramente más de uno lo haga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.